Tengo más suerte que un perro con dos pollas.

domingo, 13 de abril de 2008

Un infiel

Hoy, he sido soy infiel, hoy la he engañado con otra...

Mientras mis dedos se deslizaban por sus curvas y líneas olvidaba que ellos le pertenecían a aquella que deje reposando en casa hace no más de dos horas.

Cuando entré a la habitación, ella ya estaba en la cama, desplegada, abierta como invitándome a entrar en ella, de ponerla sobre mi regazo y darle todo mi ser mientras ella me entregaba el suyo. No me podía controlar tenia que ponerle las manos encima, sentirla, tocarla, probar su rapidez, su manera de responder y a elegancia de su estructura que aunque menuda en comparación con otras estaba perfectamente moldeada.

Sin temor la toqué, la sentí, al ver que estaba aquí para hacerle para lo que fue concebida, respondió a mis deseos y ordenes. Yo estaba listo para ser infiel.

ahora, mientras escribo esto ella sigue aquí, demostrándome de lo que esta hecha y haciéndome feliz... hoy soy libre, hoy soy un aventurero, hoy experimento, hoy soy infiel, hoy escribí un articulo en una Laptop y no en mi Computadora habitual, que emoción :)

2 comentarios:

Calíope dijo...

Lo pules un poquito más, y al final, le pones los puntos suspensivos, y tienes un relato erótico/cómico que a más de una le va a provocar...escribir, si que me has hecho reír hoy.

Sköm el Grancarajo dijo...

Pues gracias.