Tengo más suerte que un perro con dos pollas.

martes, 17 de junio de 2008

Deja de atacarme radicaloide: II

Hecho científico: Demasiada tolerancia termina por hacer daño

Más que simplemente tolerar los gustos, creencias y personalidades de cada quien, está el ser un completo "Huevostibios" y dejarse incrustar la gigantesca polla del liberalismo libertario en la cavidad ocular y todo el océano de pus y vomito que es la sumisión y la aceptación. Cada quien es libre de hacer lo que le de la gana siempre y cuando no joda a alguien más (y con joder no digo tocarle las pelotas a esa persona, digo JODER en el sentido más dañino y acertado posible), sin embargo hay gente que no está conforme con eso y pretenden hacer de sus acciones algo apoteósico que va a cambiar a la sociedad por completo ¿y quien coño les dijo que eso era así?

La tolerancia, el respeto, la aceptación, y la convivencia son valores que todos debemos tener si queremos vivir en paz, correcto, estoy de acuerdo con eso, el gravísimo problema es que a veces hay que pasar el trago amargo de tener que aceptar y tolerar ciertas cosas; por lo menos hay gente que pretende eso, ¿Ejemplo? Los depravados sexuales.

Entiéndase por depravados sexuales -principalmente- a los Pederastas y Zoofilos quienes son aquellos que buscan mayormente la aceptación y la legalización de sus cochinadas (todavía no he visto una organización pro-necrofilia o pro-violación.) lo cual a mis ojos es suficiente razón como para recurrir a las practicas de cacería más barbáricas conocidas por el hombre. Ok, mastúrbate con tus fotos de caballos o fantasea con niñas y niños desnudos, no me importa, lo que pasa en el cuarto y la cabeza de una persona no es problema de nadie pero no me vengas después con que quieres ser aceptado y reconocido por el estado o siquiera aceptado por la ley, cerdo maldito, hay que quemar a NAMBLA y otras organizaciones parecidas. Si los pederastas y Zoosexuales pueden pedir ser comprendidos, eso solo va a hacer que los homosexuales quieran adoptar con más fuerza, que los furrys pretendan ser más tolerados y que los cultos peligrosos quieran ser reconocidos como religiones a nivel mundial, el peligro del exceso de tolerancia es a escala mundial.

Cuando empiezas a tolerarle la mierda a la gente, eventualmente esta va a querer abusar de ti, a reclamar por cosas ridículas y a llamarte un intolerante porque simplemente no te sale del forro aceptar que son de X manera o que les gusta X cosa porque son minorías ¿PERO QUE MIERDA ES ESA DE LAS MINORIAS? la ultima vez que me fije, todos éramos seres humanos ¿Porque tengo que tener más cuidado a la hora de referirme a mi y a los que son iguales a ti? No veo porque tendría que caer en el irrespeto SI DEJARAS POR UN MISERABLE SEGUNDO DE SER TAN DRAMATICO E INSUFRIBLE, ¡DEJA DE DARTELA DE VICTIMA!, por eso nadie quiere a los emos, por eso nadie quiere a los furrys y por eso nadie quiere a los activistas homosexuales ni a los estudiantes socialistas que protestan en las calles.

El concepto básico de "respeta para que te respeten" no debe ser tan difícil de aprender, compórtate como un humano civilizado y no estés pidiendo que tus fetiches cochinos o tu patética subcultura o sea lo que sea que quieras, sean tolerados en publico, no seas hipersensible.

Imagina lo que pasara si empezamos a tolerar y aceptar plenamente cualquier tipo de conductas y grupos como si se tratase de algo normal, imagina lo retorcida que va a estar nuestra sociedad cuando vallamos tolerando todo, cuando ya sea tratado con normalidad un hombre que coja con su perro o que aceptemos cosas completamente depravadas y enfermas todo el tiempo ¿cuan podrida crees que va a estar la sociedad? ¡Tolerancia mis cojones! Hay que tener sentido de la critica y la auto critica.

No hay comentarios: