Tengo más suerte que un perro con dos pollas.

jueves, 28 de agosto de 2008

Un tributo a mi novia

Ya tenemos tres meses juntos y es lo mejor que me ha pasado en la vida, desde que estoy con ella soy alguien nuevo, estoy feliz y decidido; como te cambia la vida el amor.

La conocí en un viaje que hice a los cayos en chichiriviche, Pasamos varios días juntos haciéndonos cada vez más "amigos". Los días que pasamos en las cristalinas aguas de "Cayo sombrero" fueron geniales, y ni hablar de las noches bajo las estrellas. Pasábamos horas hablando agarrados de la mano, frotando nuestros pies empanizados en arena mientras el cielo nocturno nos arropaba y el viento nos susurraba dulces boleros mágicos al oído; era casi como un romance de película, era tan adolescente y febril que no queríamos que terminase nunca...


Tan solo con escuchar su nombre ya me siento como hundido en un colchón de rosas, mi corazón se acelera y aumenta su tamaño mil veces con la mención de esas vocales y silabas, una detrás de la otra.

Hay una palabra en mi corazón, u nombre tan poderosa que mis piernas se vuelven mantequilla y mi rostro el reflejo de la felicidad pura; hay una palabra en mi corazón que es como yo digo felicidad, que es como yo digo bondad, que es como yo digo cura de todos mis males. Esa palabra es Antonieta.




Aquí esta el amor de mi vida.


Todas esas curvas y yo sin frenos... TE AMO ANTONIETA!!!.

No hay comentarios: