Tengo más suerte que un perro con dos pollas.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Lo viste en internet: Aprende perreando






=


HUUUUUURRR DUUUUR... ¡¡¡APRENDE CON REGGAETÓN!!!!

Al culpable de esto hay que destriparlo con un cuchador oxidado para llevarlo a la horca con sus intestinos de cuerda, y tirarle el cadaver a las hienas. ¡Ni la educación es sagrada coño! Hay que ver que la piscina genética está bien estancada...

No hay comentarios: