Tengo más suerte que un perro con dos pollas.

martes, 11 de noviembre de 2008

In a plastic world

A veces me sorprendo de lo vacía que puede llegar a ser la gente, lo plástico y lo falso crea una distancia abismal entre ellos que no valen más que lo que tienen puesto y quienes aportan algo significativo a su entorno.

En la Universidad que estudio, observo como una gran parte de la población estudiantil tiene más urgencias de aceptación social que materia gris en la cabeza. No es un fenómeno nuevo, es algo que se arraiga a solo Dios sabe cuando y que no se limita a afectar a los sectores más pudientes de la sociedad, se riega por casi todas partes y golpea implacablemente con sus plásticos puños a toda una generación de seres humanos. Robotizados, Atontados por el brillo de sus estrellas musicales de pacotilla y por siempre encadenados como perros por las fotos y los chismes, estos pobres idiotas navegan por las aguas de la falsedad y la apatía cultural.

En el circulo masturbatorio que ellos llaman "la movida" podemos encontrar a múltiples espécimenes variopintos de diversas cualidades pero de una característica constante: Comen mierda y les gusta.

Consideran que lo actual es lo bueno y punto, que los verdaderos artistas son los que hacen rimas sobre sexo acompañadas con música generada en una consola, creen que saber de autos y de fútbol les va a abrir todas las puertas en la vida y que los accidentes de trafico brutales "no les va a pasar a ellos". Lo peor de todo no es que podamos considerarlos como una tribu urbana como tal, ellos y sus ídolos envenenan a toda una estructura social con sus pretensiones, caprichos he ideas mal formadas de lo que debe ser una persona. Si no estás con ellos no estas en nada, y ellos están creciendo cada vez más.

Poco a poco se reducen las opciones para una personalidad, son como copias de escasas variaciones y dicen ser únicos... al igual que todos los demás. Quienes sienten debilidades por la atención y el "contacto humano" no dudan en hacer todo lo posible por agradar a sus compañeros.

Los cínicos sabemos que se llama evolución humana y es una prostituta que se acuesta hasta con las peores nociones.

2 comentarios:

Kenbill dijo...

La degeneración del ser humano. Así lo diría yo. El que manda es el más tonto y tenga el coco lavado por sus ideales y se dedica a lavar el cerebro con los demás. Si no crees y/o eres igual que ellos, a la puta calle.

El que nos denominó primero como homo sapiens tenía un gran sentido del sarcasmo.

JJ-Ch!m dijo...

Que bonito escribes :)

Att: JJ-Ch!m