Tengo más suerte que un perro con dos pollas.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Soy brutal

El otro día mientras veía porno, me puse a escuchar una canción de Job for a Cowboy y luego otra de Mastodon, luego otra de Job y otra de Mastodon, así sucesivamente hasta que se me fundió el pene de la paja tan violenta que me hice y que se me salieran los ojos enrojecidos de las cuencas gracias un ataque epiléptico causado por tanta brutalidad junta, así como le pasó a Schwartzenegger en Total Recall.

BRAARGHLAARRGGCILIAFLORESGRRGHHH!!!

No me había dado cuenta que la lista de reproducción estaba en Repetir y justo cuando pensé que mi convulsión había terminado, empezó a sonar Blood and Thunder de Mastodon. De la nada, me salió una imponente barba negra cuyo espesor y ranciedad saturaron la habitación inmediatamente; el pene que había perdido durante la paja más brutal de mi vida había sido remplazado por una versión erecta y titánica hecha de Marfil.¿Sabes que jode? Una enorme erección perpetua, eso jode bastante.

Yo soy brutal, no como toda esa cuerda 'e maricos que todavía escuchan Salserín.

4 comentarios:

Mauricio dijo...

Hay un limite entre lo gracioso y lo grotesco... Sea como sea, me estoy bajando algunas de ¨Job for a Cowboy¨, ¿es esto algún tipo de... sugerencia?.

Cörso dijo...

Mi mal gusto no conoce limites Maurico.

Tómalo como quieras, es brutal y ese es el punto.

Mauricio dijo...

¿brutal en el sentido positivo?

como ¨Hey, eres brutal!¨, no como ¨Eh, que brutal eres...¨.

Cörso dijo...

Un poco de los dos, pero más "hey, eres brutal!" que "Eh, que brutal eres...".