Tengo más suerte que un perro con dos pollas.

jueves, 26 de febrero de 2009

La golfa Moribunda

Ella se sacó a si misma del charco de agua inmunda a un lado de la acera. Se tambaleó hasta un poste, llevando a su hombro la delgada tira de su reveladora blusa fucsia desgastada. De su brazo izquierdo, colgaba un pequeño bolso negro decorado con lentejuelas. Sus largas y delgadas piernas tenían moretones y cortes recientes. Uno de sus altos tacones se había roto.

Sus senos maltratados estaban llenos de mugre, el lápiz labial "rojo puta", el rímel y la sombra de ojos de color turquesa, se habían corrido por toda la cara de la mujer. Aquella cara de expresión triste y fría como la noche, parecía la de una espectral payasa de ultratumba. Triste. Nostálgica. Gélida. Medio muerta.

La llovizna caía como un manto sobre el mundo caótico y asqueroso de la golfa moribunda. Hizo su camino hasta el bar que estaba dos cuadras más abajo. Entró empapada con pasos lamentables y desnivelados en el antro. El humo de tabaco y hedor a sudor masculino era tan denso y sofocante, que casi tenía que espantarlo de su cara para poder ver. Aún así, los olores y hedores entremezclados eran familiares y reconfortantes. Era el aroma de una noche de trabajo, el aroma del salario que pondría la comida en la mesa.

El bartender reconoció la cara bajo la pinta desagradable de la mujer. Se acercó con un pequeño vaso lleno de vodka y se lo ofreció a la mujer con la amabilidad de costumbre, le sonrió cálidamente y le dejó la botella en frente al ver su desaliñada apariencia con más detalle. Sintió por dentro, algo de compasión por esa desdichada hetaira sentada frente a la barra.

Uno. Dos. Tres tragos pasaron, a su derecha se sentó un hombre de mirada penetrante y sonrisa engañosa. Su expresión y traje gris le daban aire de pervertido inconfundible para alguien de la experiencia de ella. Lo miró por pocos segundos y pudo saber que este hombre se revolcaba con putas mientras su esposa pensaba que estaba en una importante reunión. Vio en sus ojos una malicia poco común, un despiadado apetito sexual que le parecía extremadamente amenazante. El hombre diabólico pronunció solo las palabras que ella necesitaba escuchar para saber que era hora de trabajar. El ofrecimiento monetario era demasiado bueno para que las excusas saltaran. Ella dijo que deseaba ducharse primero para asearse un poco, el replicó que estaba más interesado en que ella estuviera mojada, hedionda y desarreglada. Para un cliente con dinero, cualquier cosa es posible en el mundo de la prostitución. No hay tabúes ni fetiches demasiado raros que el dinero no pueda hacer posible.

Ambos entraron a la habitación del hotel. El aullido nocturno de la ciudad precaminosa se escuchaba como a la lejanía. Las maldiciones toxicas del pavimento se filtraban por el balcón, inundando el lugar con una forma de vida blasfema y misteriosa. El hombre de aspecto satánico ofreció una copa de Champán barato a la prostituta, quién no tardó en aceptar. El hombre se sentó en la cama desajustándose la corbata y señalando con la cabeza el espacio a la derecha en el colchón para que la acompañante se sentase a su lado. Ella prosiguió, todavía mojada y con el maquillaje regado por todo el rostro, se sentía ligera, la tristeza dejaba su cuerpo y daba lugar a la desorientación casi sinestética, al escuchar la voz y las silabas arrastradas del hombre del traje gris. Su cabeza como un globo se fue flotando de su cuerpo y su visión se oscureció hasta que lo ultimo que vio fue esa sonrisa maligna de oreja a oreja.

Despertó con una capa aún más fétida en su cutis maltratado. Su desnudes paliducha y lastimosa dejaba ver el cuerpo una vez hermoso y ahora descuidado de la prostituta. La luz de la luna y la ciudad alumbraban las mortecinas curvas de sus senos blancos, el aire frío jugaba entre los pezones erectos y las sabanas cubrían sus pies dañados. De sus muñecas vino el dolor agudo y desgarrador. múltiples lineas brutales de sangre y serpenteaban ligeramente hasta la mitad de sus antebrazos. Miró en horror como el plasma espeso y oscuro devoraba el blanco de su piel, ahora más equiparable con las sabanas rígidas de la cama. Intentó gritar pero su boca estaba muy dolorida, de hecho, toda su cara había sido golpeada. Pudo saborear la sangre en su boca y escupirla a un lado. Entró en pánico y se sentó. vio a sus pies un montón de billetes arrugados y una nota de agradecimiento por una noche tan especial. Incrédula de su situación, maldijo y miró alrededor para ubicar su escaza ropa, luego se tambaleó por la habitación para buscar mejor. solo encontró una pequeña bata de hotel en una silla junto a la cama; apenas si pudo ponerse la bata encima y arrastrarse temblando con un llanto patético. No estaba pensando claramente, muchas ideas le venían a la cabeza, tanteó la cama para encontrar los billetes que había visto. Los tocó con la punta de los dedos, sintió algo familiar en ellos. Logró levantar la vista y estirarse para agarrarlos todos y examinar la viscosidad en ellos. El bastardo había acabado en su dinero. se había limpiado el pene con los billetes en un ultimo acto de humillación y tortura a la puta que había sedado y usado como desahogo.

Esta es la noche de la golfa moribunda, una noche fría, húmeda y dolorosa.

viernes, 20 de febrero de 2009

La inspiración me ha abandonado, debo apuñalarla

¿Cómo COÑO se supone que voy a escribir si no tengo inspiración? El blog está abandonado, dos historias cortas que estaba escribiendo también. las palabras no se dignan a salir y no consigo crear una sola frase de manera fluida. ¿habré sufrido de daño cerebral de tanto inhalar gas butano y marcadores indelebles?

He sido abandonado por la inspiración, debo apuñalarla y fornicar con el cadáver. Malditos todos.

Pudiera vender mi alma al diablo por inspiración infinita,
creatividad increíble y talento astronómico

domingo, 1 de febrero de 2009

Chusmakistán: Idiotas al poder

La democracia es una prostituta. Es el sistema que permite a un conjunto de hombres y mujeres denominados mayoría, elegir al pervertido que va a estar a cargo de la nación durante un tiempo definido. Este tiempo tiene la capacidad de extenderse a voluntad del soberano y sus jalabolas.
Con todo y todo, la democracia es considerada como uno de los sistemas de gobierno más avanzados que tiene la humanidad. La porción más numerosa de una población, toma las decisiones para la totalidad del colectivo ¿suena chévere, verdad? Imagina un sistema democrático en un país del tercer mundo. Un lugar lleno de gente ignorante fácilmente sujestionable y cuyas principales preocupaciones son las cervezas del fin de semana y el equipo de sonido para el carro. Ahora imagina a candidatos presidenciales que logren canalizar las frustraciones y emociones de esta gente con proclamas patrióticas y "leña al fuego" del resentimiento. Gran mezcla explosiva de mierda y pus que tenemos entre las manos. Eso es lo que detesto de la democracia en países del tercer mundo. Un gran pedazo de la población votante es en realidad una masa inculta y con el gusto metido tan profundamente en el recto, que si estornudara; lo más probable es que le salga por la boca cubierto de flema y chorizo parcialmente digerido.

Retrocedamos unos cincuenta años en el tiempo. cincuenta años en que todo ha venido saliendo terriblemente mal. Tuvimos la oportunidad de hacer de esta democracia, un verdadero éxito rotundo. Pero los gobernantes estaban más preocupados por sus cuentas bancarias en el extranjero y acariciarse las bolas por el simple hecho de ser la figura en autoridad. Descuidaron nuestra educación y la propia estructura de la institución democrática. Manosearon los poderes públicos a su antojo y arrancaron a mordiscos los trozos del país que se llevaron con la boca cuales perros carroñeros malditos. Actualmente vivimos las consecuencias de nuestra propia estupidez y avaricia. Muchas putas gracias pactistas de Puntofijo. La mal llamada Revolución Bolivariana, es solo uno de los efectos colaterales más de la imbecilidad de gente que sería capaz de fornicar con el cadáver de su abuela por un puñado de billetes viejos o la sensación de estar en control.

Toma un minuto de tu día y piensa. ¿La idea de votar es encargarle los problemas del país a una persona? Me atrevo a decir que por décadas hemos estado ejerciendo el voto con ese propósito, maldición, eso no es así...

...Un demagogo más puede llegar el día de mañana y seguir un discurso estructurado y mecánico, sin fondo y sin verdadera intención. Lo juro, tú vas a votar por el, porque así es como son las cosas; el hombre del discurso que más estimule tus decepcionados y resentidos pezones, es quien va a gozar de tu apoyo. Porqué así lo quisieron los partidos políticos hace cincuenta años, así lo quisiste tú cuando le diste todo el poder a un hombre. Es esa capacidad de decidir como nos van a joder a continuación lo que hace grande a nuestra democracia.

El conteo regresivo para la consulta electoral sobre la enmienda constitucional, está acercándose al día y mientras las tensiones de un país tan polarizado y politizado, crecen. También lo hace el calor en Miraflores. Chávez ha dejado más que claro su intención de no abandonar por ningún motivo el poder, sus seguidores creen estar en control de la situación pero eso es solo un teatro "El pueblo decide cuando se va Chávez" Perdóneme por no comer mierda como el resto de ustedes y no creer en esa estupidez.



Power to the people